A esa sonrisa

sonrisa

A esa sonrisa, a la tuya. A la que brilla como un sol tras las nubes. A esa medialuna en un océano de muecas. A ese espíritu fatuo, que enciende por un instante la noche del bosque más oscuro. Entre un sinfín de silencios y de medianías. Entre un abismo y el siguiente. Tú brillas sincera, auténtica. Como un faro de promesas inalcanzables. Ahí estás. Tan cerca, a un solo gesto. Pero tan rara como esos animales exóticos que pueblan la fantasía de los cuentos. Incluso en las fotos te escondes, avergonzada, bajo muecas que aparentan burla. Te avergüenzas de esos dientes oxidados, de las arrugas que forman tus mejillas. Pero sobre todo, de ese brillo infantil que dibujan tus ojos, y que revela más que un millón de palabras de tu boca.  A esa sonrisa… Que es la mía.

Anuncios